Skip to main content

Para ser voluntario es fundamental contar con mucha motivación, ilusión y amor hacia los animales.

No es necesario tener una preparación específica en veterinaria, docencia o biología, ni tampoco es un requisito imprescindible contar con experiencia previa en el cuidado de animales o la atención al público. Cierto es que todo ayuda, y si tú ya has tenido la oportunidad de vivir o trabajar con animales, ¡tendrás mucho que aportar! Nuestros voluntarios son apasionados de la flora y la fauna, y están encargados de la educación y aprendizaje; guía de visitantes y campañas, además de otros roles.